¿Cómo elegir su luminómetro? Aspectos a considerar

¿Cómo elegir su luminómetro? Aspectos a considerar



En el sector de la industria alimentaria, el control de la higiene de las superficies de trabajo es cuestión primordial. Se dedica mucho tiempo y esfuerzo para asegurar una limpieza exenta de riesgos. La incorporación de un luminómetro a su actividad productiva permite acelerar el proceso de análisis, asegurar los resultados a tiempo real y aplicar acciones correctivas si fuesen necesarias.

Al plantearse cómo elegir un luminómetro vale la pena tener en cuenta unas cuantas consideraciones que permitan decidir la compra con mayor conocimiento de causa. En MicroPlanet queremos facilitarle la tarea con este post que le conducirá y acompañará en la elección de su equipo.

 

Cuatro conceptos básicos: muestreo, análisis, tratamiento de datos y precio

De entrada, la implementación de un sistema de ATP en nuestra empresa aporta mucho más de lo que imaginamos. No debe hacerse un planteamiento simple centrado "sólo" en la compra de un equipo lector. Debemos tener en cuenta otras premisas en nuestra evaluación, ya que que influirán en el control de la limpieza en nuestra planta y garantizarán la calidad de nuestros productos. Hay que tener una mente abierta y contemplar la incorporación de un sistema de control de limpieza bajo una perspectiva que contemple 4 conceptos básicos: el muestreo, el análisis, el tratamiento de los datos y el precio. De esta manera, podremos hacer una inversión justa con el máximo beneficio y retorno para nuestra empresa en cuanto a asegurar la calidad.

Podemos desglosar estos conceptos en 7 puntos básicos a evaluar para adquirir un "sistema de control de limpieza":

  1. El sistema de muestreo: los hisopos o escobillones
  2. El equipo lector o luminómetro
  3. Las funciones complementarias que ofrece el equipo
  4. El software que analiza la información recolectada por el equipo
  5. Las opciones disponibles
  6. Los complementos incluidos
  7. El precio del equipo y los consumibles

Vamos a verlos con más detalle.

 

1. El sistema de muestreo: los hisopos o escobillones

Los hisopos sirven para muestrear el área que se quiere verificar. Al frotar la punta del hisopo con la superficie (100x100 mm, según requerimientos ISO) recogemos físicamente los restos orgánicos en general presentes en esa superficie (incluyendo el ATP intracelular y extracelular). A continuación, se activa el hisopo (al poner en contacto la enzima luminasa y luciferina con la muestra producirán luz en presencia de ATP) y se inserta en el luminómetro para hacer la lectura, que nos indicará valores de limpieza o suciedad en función de la cantidad de ATP existente (directamente proporcional a la cantidad de materia orgánica presente en la muestra). Para evaluar la efectividad de un hisopo se deben considerar varios parámetros:

¿Qué capacidad de neutralización tienen los hisopos?

Como desinfectantes, los productos biocidas utilizados en la limpieza de superficies, tienen propiedades germicidas o antimicrobianas e inhiben la reacción enzimatica de la luminasa. Por esta razón, los análisis con ATP deben realizarse después del lavado de las superficies previamente desinfectadas. Al igual que cuando se utilizan placas de contacto (rodac o lamincultivos) es necesario que éstos incorporen en su formulación agentes neutralizantes de los posibles desinfectantes. Un hisopo de ATP debe contener en el buffer estos agentes para evitar una bioluminscencia atenuada y asegurar la ausencia de falsos negativos en el análisis.

¿Qué sensibilidad tiene el luminómetro?

En general, después de la limpieza correcta y una adecuada desinfección queda muy poca cantidad de residuos y bacterias. Pero los microorganismos, con una capacidad de crecimiento exponencial, pueden desarrollar contaminaciones en superficie y biofilms en muy poco tiempo. Por esta razón, el sistema de muestreo tiene que ser altamente sensible para poder detectar (a un nivel cercano al molecular) concentraciones de ATP muy pequeñas. Debemos de tener en cuenta este valor al elegir nuestro equipo: pregunte a su proveedor la sensibilidad que ofrece.  

¿Es fácil la operativa del muestreo?

Respecto al diseño del hisopo, se ha de tener en cuenta que cualquier modelo debería tener como característica principal que la toma de la muestra pueda ser realizada de manera correcta, segura y fiable, indistintamente de quien la haga y cómo se haga, e independientemente de la técnica utilizada y de la punta del hisopo con que se haga el muestreo. Su uso debe ser tan fácil y seguro que no genere problemas potenciales de reproducibilidad. Problemas ligados a la técnica del usuario, la fatiga del mismo, su habilidad, etc.

En segundo lugar, el equipo lector debería disponer de una operativa sencilla e intuitiva para seleccionar (utilizando guantes, etc.) de forma rápida, en la propia planta de proceso, el punto asignado de análisis. Hay que evaluar temas como la sujeción del equipo, robustez, acceso y fluidez de las pantallas, nomenclatura, colores, uso de pantalla táctil con guantes, etc. Valoremos este punto porque la fluidez del muestreo en planta es crítica, facilita el trabajo del operario y evitará errores.

Análisis de la muestra completa

Generalmente, la concentración de ATP extraído es muy baja. Para lograr la máxima extracción realmente debemos tener en cuenta lo que parece una obviedad. Y es que es muy importante que toda la muestra recogida por el hisopo pueda ser analizada. El sistema de muestreo y el diseño del escobillón influyen directamente en el contacto de los reactivos con toda la muestra recogida y por tanto en su reactividad. Pregunte a su proveedor cómo se realiza el análisis y cómo se optimiza la reactividad.

¿Cómo se extrae el ATP intracelular?

La extracción del ATP es el proceso por el que se realiza la lisis celular y se libera el ATP existente para poder ser metabolizado en la posterior reacción enzimática. Es importantísimo que la lisis y el análisis del ATP sean los correctos para disponer de lecturas reales. Esto se consigue utilizando reactivos con mayor estabilidad, protegidos de la luz, con los principios activos separados, etc. El diseño del escobillón es muy importante para una correcta extracción y análisis del ATP.

¿Se requiere refrigeración para conservar los hisopos?

Los hisopos contienen una enzima (luciferasa) que metaboliza el ATP, un buffer con reactivos que neutralizan los desinfectantes y que ayudan a disolver la enzima (en el caso de que se presente liofilizada, aunque muchas veces se encuentra disuelta en el buffer) y un humectante que ayuda a "abrir" las estructuras de los microorganismos donde se almacena el ATP. Resulta primordial que durante todo el tiempo (almacenamiento, transporte, uso) estos reactivos se mantengan estables. Hay que evitar que se vean afectados por temperaturas extremas para que los hisopos funcionen a la perfección.

Por otro lado, será una ventaja añadida disponer de hisopos que mantengan su operatividad con un almacenamiento a temperatura ambiente, porque liberaran de espacio nuestro refrigerador y evitarán errores en el atemperamiento previo al análisis.

2. El tipo de equipo lector o luminómetro

El luminómetro mide el nivel de intensidad de bioluminiscencia que se produce en el hisopo durante la reacción instantánea que se produce al reaccionar el ATP extraído con la luciferasa. Dentro de los parámetros que se deben evaluar para hacer la mejor selección de un luminómetro se encuentran:

  • Capacidad de emisión de luz y de detección de la bioluminiscencia
  • Facilidad de operación y manejo
  • Fiabilidad de los resultados
  • Capacidad de almacenamiento de información
  • Facilidad para transmitir los datos al ordenador
  • Opciones del Software interno para verificar el buen funcionamiento del equipo

El luminómetro MVP ICON® de BioControl Systems, representado por MicroPlanet, es un excelente equipo que cumple con todos estos parámetros. Para conocer con más detalle el producto, consulte nuestro anterior post sobre MVP ICON®.

3. Las funciones complementarias que ofrece el equipo

Algunos luminómetros en el mercado ofrecen funciones complementarias al enfoque de control de la higiene para el que están diseñados. Los complementos deben ajustarse a las necesidades de muestreo en la planta o el objetivo no se conseguirá. Poder medir valores como el pH, la temperatura, la conductividad o concentración (de utilidad para desinfectantes) complementan perfectamente un plan HACCP. 

4. El software de análisis 

El análisis posterior de la gran cantidad de datos almacendos en el luminómetro debe ser sencillo, práctico y fácil. Resulta fundamental en cualquier sistema de control de limpieza. La exportación de datos debe ser ágil y sencilla, así como el análisis de los mismos. El uso de un software específico permite visualizar y entender la información de forma fácil y rápida y tomar las mejores decisiones basadas en información fiable y actualizada. Este software de control debe contar con las siguientes características:

Que sea un software específico y no de propósito general

En un sistema de muestreo de higiene el software es herramienta indispensable para facilitar la gestión de un programa de calidad efectivo. Existen Softwares de Propósito Específico (SPE) para el control de higiene y Softwares de Propósito General (SPG) basados en bbdd comunes, como Excel o Acces. Contar con un SPE es lo más correcto y útil, ya que está diseñado para satisfacer objetivos específicos, es de fácil operación y entendimiento, y elimina la posibilidad de cometer errores de diseño en las estadísticas y resúmenes. Además, su uso no requiere de conocimientos profundos del programa o del sistema analítico. Puede ser utilizado por cualquiera, la información está protegida y encriptada y los datos no pueden borrarse o modificarse.

Que sea de uso y operatividad sencilla

El software debe poder ser usado de manera fácil y organizada, mediante la selección de opciones en menús predefinidos que no den lugar a confusiones. Debe permitir llegar con rapidez y facilidad a donde nos interesa para ver y analizar la información.

Que ofrezca los datos de forma gráfica, tabular y detallada

La mejor manera de visualizar y entender los miles de datos que un luminómetro almacena es mediante el uso de gráficos. Los datos (resultados ATP, pH, temperatura, conductividad, fecha, hora, área muestreada u operario) se acumulan por decenas diariamente. Presentados en forma de gráficas es como mejor se entienden y acelera el proceso de toma de decisiones correctivas y preventivas.

La forma tabular de ver los datos (columnas y reglones, tipo una hoja de Excel) es otra posibilidad de ver la información. Aunque estos datos pueden significar miles de renglones –uno por cada resultado- es importante no solamente poder ver cada uno de ellos, sino tener la facilidad de con un par de "clicks" poderlos ordenar de acuerdo con ciertos criterios. O bien combinar las opciones de ordenar la información y a la vez diseñar y aplicar filtros para identificar con mayor precisión resultados críticos. El tipo de opciones que un SPE puede ofrecer.

Que facilite filtrar la información por criterios definidos por el propio usuario

El software debe permitir al usuario crear los más sofisticados filtros para ver solamente la información que interesa también guardar estos filtros como “plantillas predefinidas”, si interesan para posteriores análisis comparativos.

Que permita exportar la información a otros formatos tipo Excel

Para acelerar el proceso de análisis de datos y la toma de decisiones en control de calidad debe ser posible exportar los datos a otros formatos por si fuera necesario compartirlos con otras entidades (administración, empresas colaboradoras, laboratorios, etc.).

Que permita utilizar diferentes BBDD y ser usado simultáneamente por varios usuarios

También debe facilitar poder trabajar con diferentes BBDD (por ejemplo, una para cada planta de producción) o bien que varios usuarios trabajen con los datos de manera simultánea. 

Que permita encriptar y proteger los datos

Un SPE debe garantizar que la información se proteja con los más estrictos controles de acceso. Debe imposibilitar poder acceder a los datos almacenados si no es mediante claves, para que ninguna persona, ajena a la empresa, pueda ver dicha información.  

 

El luminómetro MVP ICON® de Biocontrol Systems incorpora Dashboard®, un software único, innovador y de muy fácil uso para la gestión y análisis de los resultados obtenidos, re-muestreos, calibración, etc.

Muestra las métricas de rendimiento clave de un solo vistazo. Así, permite determinar instantáneamente si los procedimientos operativos estandarizados de limpieza se han seguido y si han sido y/o son eficaces. El software dispone de un panel de control principal con claras y vistosas gráficas para analizar todos los datos acumulados. Podrá configurar su pantalla de inicio con widgets de información personalizable ya que, tras su sencillo manejo, se encuentra un poderoso programa que complementa perfectamente un protocolo exhaustivo de control de puntos críticos (ATP, conductividad, etc.).

Dedique tiempo a conocer las opciones que le ofrecen las diversas marcas existentes en el mercado.... Como decía la publicidad, "la potencia sin control no sirve de nada".   

5. Las opciones disponibles: accesorios de medida complementarios

Otro parámetro muy importante a la hora de escoger luminómetro es su capacidad de trabajar con diferentes sondas (accesorios del equipo que se adquieren por separado), para medir otros parámetros además del ATP. Por ejemplo, MVP ICON® cuenta con opciones como sonda de conductividad/concentración, de pH y de temperatura. Toda esta información se almacena en la memoria interna del equipo y se transfiere al software para interrelacionar los datos entre sí y realizar cómodamente la gestión de un programa de HACCP. Encontrará más detalles sobre estas sondas específicas y sus aplicaciones en nuestro post sobre el MVP ICON®.

6. Los complementos incluidos

A la hora de decidirse por uno u otro modelo deberá tener en cuenta los accesorios que se incluyen en el precio de compra (funda protectora, bolsa de transporte, kit de limpieza, pilas, adaptadores de red, software, etc). Anote todos estos ítems porque todo lo que no esté incluido deberá sumarse al precio final. 

7. El precio del equipo y los consumibles

Cada vez más, en general, el componente económico ha tenido (y tiene) un peso determinante en el proceso de compra de cualquier bien. Éste es un capítulo tan importante que merece la pena ser tratado a parte. En un próximo post hablaremos sobre el precio de los luminómetros en relación a los aspectos referidos aquí. 

Esperamos que la exposición de estos criterios le haya servido de respuesta a cómo elegir su luminómetro. Y, por descontado, no dude en ponerse en contacto con nosotros si necesita más detalles, estaremos encantados de asesorarle en lo que necesite.

 

MicroPlanet: Mejorando la calidad y la productividad en su trabajo